La HERRAMIENTA y la MÁQUINA

El trabajo con herramientas profesionales solo es eficaz si la máquina es la adecuada

El rendimiento de las herramientas o del disco depende de que sea el adecuado para el material que se quiere trabajar y de que ese disco se adapte a la máquina de trabajo.

Las herramientas y los discos de alto rendimiento necesitan de máquinas potentes para alcanzar el máximo rendimiento de la
herramienta en relación al material a trabajar.

Máquinas potentes desde

Ø 115 mm

Ø 125 mm

Ø 180 mm

Ø 230 mm

Aire

> 650 W

> 850 W

> 1.600 W

> 1.900 W

Eléctrica

> 1.000 W

> 1.200 W

> 2.000 W

> 2.200 W

En máquinas con POCA potencia

• Use discos con ligantes blandos.
• El diamante o el abrasivo con ligante blando se afila con mayor facilidad
• Las máquinas con poca potencia no tienen fuerza suficiente para re-afilar o volver a sacar el grano a la superficie de los ligantes más potentes.
• Por tanto, el disco se “cierra” y pierde capacidad de corte.

En máquinas MÁS potentes

• Use discos más robustos.
• Aumenta la vida útil de la herramienta.
• Aumenta la capacidad de corte.
• Si usa discos blandos con máquinas muy potentes el ligante podría disolverse con rapidez.